Muchos hombres hemos considerado, en alguna ocasión, el dejarnos barba para ligar con una mujer. La lógica es la siguiente: si los actores de Hollywood, como Hugh Jackman (Lobezno en X-Men)o Bruce Willis la llevan y las mujeres suspiran por ellos, si me dejo barba ligaré. Pero, ¿esto es así?

Punto uno: no eres Hugh Jackman

Es duro decirlo así, pero no eres un guapo actor de Hollywood que puede permitirse ir hasta vestido con un saco, y las mujeres irán detrás de él.

Punto dos: la barba no te queda bien

A no ser que seas uno de los pocos afortunados a los que la barba les favorece, generalmente queda muy mal y a las mujeres no les suele gustar. Es posible que te suelten “Me gusta la barba, pero no en tu cara”.

Punto tres: la barba envejece

A menos que quieras ligar con la tercera edad, no te dejes barba. La barba te hace parecer hasta 10 años mayor.

Punto cuatro: si tienes acné, la barba no es buena idea

Si tienes acné juvenil, la barba es una mala idea. No disimula los granos, y además te da una apariencia descuidada que hace que las mujeres salgan corriendo.

Punto cinco: la barba pica y cuesta mantenerla tanto como afeitarte

Que no te dé pereza afeitarte: las barbas son incómodas, pican y hay que recortarlas continuamente, o parecerás un pueblerino descuidado y las mujeres huirán de ti.